En esta entrevista, Jordi Borja[1] reflexiona sobre la elaboración de políticas urbanas con perspectiva metropolitana para reducir las desigualdades. Menciona la importancia de estructuras políticas que integren a la periferia, en el caso de los municipios del Conurbano Bonaerense. Su vasta y reconocida experiencia en el campo del urbanismo, tanto en la gestión pública como en el mundo académico en Barcelona, nos invita a mirar el territorio desde la descentralización y la participación ciudadana.

 

Jordi Borja

Jordi Borja, Profesor Emérito de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

Por Adriana Rofman

Estamos viviendo épocas difíciles, la concentración económica capitalista y la financiarización global de la economía están profundizando las desigualdades en todo el mundo. ¿Qué pueden hacer las ciudades para poner freno a esta dinámica?

Se advierte que, al menos en Europa, los estados nacionales no se están enfrentando con el capitalismo financiero globalizado. Esto no es de ahora, es una operación que viene de los años ’70. Por lo tanto, van ya 50 años de consolidación de este sistema global. Pero las ciudades, o las regiones urbanas, sí pueden ponerle límites al capital concentrado porque tienen la fuerza de la gente. No es que los ayuntamientos sean más fuertes que el Estado Nacional, lo que sí sucede es que se crean formas de gobierno metropolitano o regional, o redes de ciudades, que se articulan con los movimientos sociales o culturales, o con organizaciones sindicales, y eso expresa a la gente movilizada. La gente movilizada puede decidir no utilizar la energía del petróleo, crear una moneda local, o poner en crisis el sistema financiero local.[…]

 

[ Ver la nota completa en el PDF adjunto ]