La realidad actual del Conurbano Bonaerense es producto del entrelazamiento de un conjunto de procesos diversos, que resulta difícil aislar entre sí. La estructura sociourbana de la región, además, no puede ser comprendida al margen de la dinámica histórica del país en su conjunto.

En este sentido , la gran mancha urbana que conforma el Conurbano Bonaerense es resultado de un conjunto de factores económicos – la productividad de la pampa bonaerense y la consiguiente concentración de las actividades comerciales e industriales en torno a Buenos Aires-; de procesos sociales y demográficos – la migración poblacional hacia la ciudad central y la consiguiente urbanización del Gran Buenos Aires-; de fenómenos físicos y espaciales – la transformación de espacios rurales en tramas urbanizadas-; y de una estructura político-institucional en la que coexisten gobiernos municipales junto con el provincial y nacional. La acción pública, la vida cultural, la participación de la sociedad del Conurbano debe entenderse en este complejo marco, conformándose así un territorio con dinámica propia.

Desentrañar esta densa madeja de procesos , para discriminarlos en temas específicos, tiene sentido a fin de facilitar el acceso a la información y ayudar a la comprensión de la misma. Pero a la vez constituye una tarea arriesgada, ya que supone elaborar clasificaciones y establecer distinciones en una trama de fenómenos entrelazados. Tomando en cuenta estos reparos, se han identificado siete grandes campos temáticos, desde los cuales puede ser abordado el análisis del Conurbano Bonaerense.